Muchas personas tienen un automóvil en malas condiciones, es decir, que ya dio la vida útil, por lo tanto, no obtienen los beneficios que desea, por tal motivo tiene que cumplir con la reglamentación de dar de baja a un vehiculo, pero hay quienes se deciden por abandonarlo, otros por dejarlo en el estacionamiento de la casa, indiferentemente de donde lo tenga, está atentando contra el medio ambiente, su salud, la de la familia y la de la comunidad.
Lo que en realidad debe hacer es llevarlo a un desguace para realizar las actividades de recepción, descontaminación y el desmantelamiento del coche para recuperar piezas aún útiles, pero no se preocupe que ese proceso lo ejecuta la empresa autorizada para tal fin, usted solo esté pendiente y si cumple con algunas de las razones listadas, proceda a sacarlo de uso:
 Si el vehículo lleva más de un año parado, es decir, ya no es de utilidad para el propietario, ni para ninguna otra persona.
 Fallecimiento del dueño, pero los familiares no tienen interés en usarlo.
 Si ha sido objeto de algún robo y el coche está desaparecido, es conveniente denunciar el evento y proceder a dar la baja definitiva.
 Si ha sufrido un accidente y fue declarado como pérdida total.
 Si continuamente sufre de averías y en realidad resulta más caro mantenerlo que comprar uno nuevo.
 Darlo de baja y enviarlo al desguace es una excelente forma de colaborar con la preservación del ambiente, allí lo descontaminarán y separarán los componentes para enviarlos al gestor de residuos autorizado.
 Si sabe de un vehículo abandonado en un terreno o en plena vía pública y no conoce al propietario, denúncielo a los entes gubernamentales encargados, quienes están en la obligación de darle un informe donde lo califican como residuo medioambiental y con eso podrá proceder a realizar las actividades inherentes al caso.

Es un deber hacer lo correcto, preste atención entonces a las razones dadas y si está pasando aunque sea por una, es el momento propicio para tomar las acciones pertinentes.

autor
Deja un comentario